top of page

Mitos de la alimentación deportiva (II)

"El colágeno ingerido es bueno para mejorar las articulaciones". FALSO:

El mercado del colágeno mueve en el mundo más de 3000 millones de euros al año, sin embargo, si lo ingerimos, no sirve nada más que para aportar aminoácidos a nuestro organismo, es decir...

NO CUMPLE LAS FUNCIONES QUE EL MÁRKETING LE ASIGNA.






Explico por qué:

El colágeno es una macromolécula de carácter proteico. Una gran proteína que está formada por unas cuantas líneas de polipéptidos (cadenas de aminoácidos). Las proteínas se digieren, fundamentalmente, en el estómago por medio de los jugos gástricos y, por ello, cuando pasan al intestino, lo hacen en forma de pequeños aminoácidos para que puedan atravesar las paredes del mismo e introducirse en nuestro organismo. Eso significa que la macromolécula de colágeno se fragmenta y pierde sus cualidades. Posteriormente, las células de nuestro cuerpo se encargarán de usar esos aminoácidos para funciones que sean pertinentes pero no para una función específica como "mejorar nuestros cartílagos".


A parte de eso, nuestros cartílagos tienen muy poca, por no decir ninguna vascularización, por ello, si no hay conductos sanguíneos por los que dirigir el nutriente... ¿cómo le llegarán los componentes necesarios para crear de nuevo la macromolécula que precisa para su reconstrucción? La respuesta es sencilla... no se puede.


Por ello, lamentándolo mucho, la evidencia científica dice que la ingesta de colágeno no es un buen apoyo para la mejora de las articulaciones.


La única manera de mejorar nuestras articulaciones es con una alimentación equilibrada, sin forzarlas en exceso y, en casos patológicos, con métodos científicamente probados como el uso de ácido hialurónico inyectado u otros métodos que tu médico especialista te podrá prescribir.




23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page